Dije que JS merecía un párrafo aparte. Asique acá estoy, escribiendo dos meses después, como siguió todo esto.

No se en que momento empezamos a hablar todos los días. No se como pasamos de contarnos que habíamos hecho durante el día, a decirnos “Buen día”, “Buenas Noches”, a expresarnos constantemente las ganas que tenemos de vernos de nuevo. Todo fluyó de manera natural, sin darnos cuenta, sin pensarlo demasiado.

Cualquiera que me conoce sabe que siempre fui un cúmulo de ansiedad. Que me pongo palos en la rueda, que soy mi peor enemiga…

Por alguna razón, después de alguna locurita inicial, me inundó la paz. Después de cuestionarme internamente cada cosa que él me decía decidí preguntarme: “¿Y si lo que dice es realmente verdad? ¿Y si realmente se siente así? ¿Qué razón tiene para mentirme?”. Esas preguntas fueron mágicas. Decidí elegir creerle, decidí creer que realmente me merezco esto, sin importar adonde vaya a terminar mañana.

Por primera vez en mucho tiempo siento que del otro lado hay una persona que quiere estar conmigo, hablar conmigo, escucharme, saber de mi, cuidarme, que realmente me ve. Tengo enfrente a alguien que no me hace sentir ridícula cuando le cuento lo que me pasa, cuando le hablo de mis sentimientos. Una persona con la que siento que no necesito tener filtro, que se ríe de las ridiculeses que muchas veces escondí por miedo a que el otro no me acepte. Alguien que se abre igual que yo y me dice que le gusto porque soy buena, generosa, porque le hago un lugar en mi corazón con sus limitaciones y todo y que aunque no sabe hacia donde estamos yendo, esta seguro de que quiere ir, si es conmigo.

Si, falta mucho. Falta para vernos, falta ver que nos pasa cuando nos veamos, ver como funcionamos juntos…pero cada vez falta menos. Estoy como los presos, tachando los días. 100 días. Cien días para pasar juntos diez, y despues separarnos otros cien (más en realidad, pero no me voy a poner a contar para deprimirme de antemano).

Veremos como se desarrolla todo esto. Quien te dice, hay algo lindo por delante. Por ahora solo puedo decir que el hombre me esta haciendo feliz y me esta haciendo descubrir muchas cosas y redescubrir otras tantas.

Anuncios