NUESTRO origen…algo que todos (o casi todos) conocemos. María tiene la nariz de su abuela, Joaquin los ojos de su papa…pero ¿qué pasa cuando nos miramos al espejo y en el medio de la frente tenemos un signo de interrogación? ¿Cuando miramos miles y miles de fotos familiares y no logramos encontrar ningún rasgo parecido a los nuestros?

Tuve y tengo una muy buena vida. Amigas que volvería a elegir sin dudarlo un segundo, una mamá que estoy convencida (sin ofender al resto de las madres) de que es efectivamente la mejor del mundo, una hermana de la vida que siente propias mis alegrías y tristezas mas profundas, y una familia espectacular. Tuve muchisimas oportunidades en la vida y estoy muy agradecida, pero reconozco que cuando miro para atrás, hay un enorme signo de pregunta.

Fui siempre por la vida sin que eso me genere nada relevante, es como cuando uno tiene algún dolor minimo y crónico. En algún momento te acostumbrás y tu vida sigue. Caminaras mas lento y de vez en cuando te tomaras algo para la molestia, pero seguis.

Cada tanto alguna pregunta se me cruzó por la cabeza pero nada demasiado fuerte. Hasta que sí, hace algunos años algunas preguntas fueron surgiendo. Nunca un cuestionamiento de por que las cosas se dieron así, de por que mi mamá biológica no se quedó conmigo. Desde siempre entendí que lo que hizo fue un gran gesto de amor y entrega y que fue lo mejor que pudo hacer en su situación en ese momento. Las preguntas que surgen pueden parecer tontas pero son tan simples como el querer saber a quien me parezco, quien de mi familia tiene las manos chiquitas como yo, quien tiene los ojos achinados iguales a los mios y por que corno tengo el pie plano!

No tengo muchas chances de recopilar información, podría preguntarle a mi papá, pero la vez que le pedí un nombre no me lo supo dar. No se acuerda. Quiero creerle. Quizás ese nombre está enterrado entre la pila de cosas que bloquea en su cabeza, vaya uno a saber. Pero sería bueno quizás como me dijo mi amiga anoche, tener esa información para poder cerrar esta etapa en mi vida…quizas en algun momento logre el coraje suficiente para preguntarlo. Aunque no se si es coraje lo que necesito, quizas es simplemente que no estoy convencida o preparada para pensar mucho en esto por ahora…

Anuncios