Releo lo ultimo que escribi…un fragmento hablando sobre el amor que queda como asignatura pendiente en nuestra vida. Me rio porque no podria haberlo releido en un momento mas atinado…

Ya se sabe, mi pendiente es y creo que siempre sera F. Obvio que sigue cruzandose por mi mente, pienso en el, en qué será de su vida, en si será cien por ciento feliz ahora con que volvió con ella o si en el fondo de su ser tendrá el mismo bichito que hacia que recurriera a mi en ese entonces…

El dicho dice: “la curiosidad mató al gato” y a mi la curiosidad casi me mata también (aunque gato no soy)…la realidad me golpeó como un ninja en el estómago, me dejó sin aire, me agarró super desprevenida. Se casa. Si, se casa con la ex.

Y la realidad es que no se hasta donde me golpea porque es él y hasta donde me golpea porque no soy yo la que se casa. ¿Hasta dónde mi sentimiento es real? ¿Cómo se si no es producto de mi soledad y mis ganas de que me quieran?

Supongo que para responder un poco a todo esto es que retomé un espacio de terapia…nuevo metodo, nuevo “confesor”…estuve dos años evitando encontrarme con mis problemas, evitando pensar, analizar en profundidad que me pasa. Creo que ya es hora, creo que hay cosas que no pueden esperar. Ya no puedo esconderme de ciertos fantasmas…sobre todo porque estos espectros ya le perdieron el miedo al día y me persiguen constantemente…ya no es solamente noche que me atormentan y no me dejan dormir…

Anuncios